Espero encontrarte bien, que el verano te haya ayudado a descansar, desconectar, reconectar y cargar pilas para el nuevo curso.

Empieza un curso inusual, en el que todavía no tenemos muy claro cómo será la vuelta al cole. Pero sí podemos -y deberíamos- definir nuestra vuelta al aprendizaje. Saber qué queremos aprender este nuevo curso, tener claro para qué queremos aprenderlo y planificar cómo lo haremos: sólo con un objetivo marcado sabremos si vamos en la buena dirección; y sólo con un plan, tendremos una base sobre la que pivotar.

QUÉ APRENDER

Lo primero, por supuesto, es definir qué aprender. Que no por obvio se hace más fácil, pues en esta especie de FOMO (Fear Of Missing Out) del aprendizaje, a veces nos sentimos abrumados ante tanta información disponible. Saber elegir qué aprender nos ayudará a quitarnos presión y avanzar.

Para saber qué aprender, puedes aplicar diferentes objetivos o criterios:

  • Lo que necesitas para tu trayectoria profesional: ya sea inmediata (un proyecto concreto), a medio plazo (un ascenso, por ejemplo) o más a largo (un cambio de rumbo profesional, parcial o total).
  • Lo que te apetece aprender: aquello que siempre dejabas a un lado porque, aunque para ti era importante, no era urgente. Ahora que empezamos el curso con la página -o agenda- en blanco, puede ser un buen momento.

Si necesitas motivos para justificarte -que no deberías- o convencerte, debes saber que frente a un perfil en T, los perfiles en Pi, M o Peine resultan más interesantes a las nuevas demandas de las empresas.

 

Y es que cuando uno tiene varias especializaciones, de sus combinaciones resulta un perfil más único, más interesante. Da igual si estas especializaciones son más o menos técnicas, si provienen de una carrera o de un hobby. Lo interesante no suele ser cada una por separado, sino la traslación de los conocimientos de una a la otra.

 

  • Si no sabes qué deberías aprender: puede que sepas que tienes que actualizar tus conocimientos, pero no tienes claro hacia donde. Si este es tu caso, puede ayudarte el Skills Map de Coursera, que te indica qué aprender según el departamento o sector en el que trabajes (aplicable también si trabajas por cuenta propia). Este mapa se ha hecho partiendo de que las grandes necesidades y foco de las empresas está en Business, Tech & Data, lo cual es bastante acertado, aunque a mí parecer, se olvida de otras habilidades vinculadas a la innovación, muy necesarias también ahora mismo.

Me parece interesante porque es muy concreto y ayuda a entender qué se puede aprender y para qué. Y porque te ofrece el curso para adquirir esa skill (sí, por supuesto, es una propuesta un poco interesada, pero no por ello deja de ser cierto y útil lo que propone). En cualquier caso, como todos los mapas, te muestra un resumen de la situación: recuerda que “el mapa no es el territorio”.

 

Cómo aprenderlo

Una vez hayas decidido qué aprender, se trata de saber cómo hacerlo. Lo primero, es entender que el aprendizaje debe ser deliberado: no vale pasar de puntillas o limitarte a leer mucho. Tienes que aprender de forma activa, teniendo muy claro tu objetivo, tomando notas, relacionando ideas y poniéndote a prueba cuanto antes.
Aun así, puedes personalizar tu proceso de aprendizaje en función de:

1. Tus necesidades.
No es lo mismo aprender por curiosidad que por necesidad. Igual que no es lo mismo necesitarlo para un proyecto concreto que para un cambio de trayectoria profesional.

2. Tu estilo.
Aunque hay mucho debate acerca de los estilos de aprendizaje, especialmente sobre el VARK (Visual, Auditive, Reader, Kinestesic) a mí me gusta usarlo, básicamente, para conocer cuáles de esos estilos se está usando menos. En un momento en que la información es multicanal, me parece interesante potenciarlos todos. Así que conocer por cuál te decantas, te ayudará a identificar cuáles estás desaprovechando.

3. El contenido.
Lógicamente, no es lo mismo entrar en un contenido que te resulta totalmente nuevo, que profundizar en un campo que ya conoces. Del mismo modo que no es lo mismo aprender una tema específico y concreto, que uno mucho más extenso.

  • Si lo que vas a aprender es totalmente nuevo para ti, ve a la raíz. No te pierdas en detalles o en querer abarcarlo todo. Según Elon Musk (gran Aprendedor) para aprender de ámbitos tan diferentes como ha hecho él, lo que hace es ir directo a la raíz del tema. Deja las ramas, las hojas y aprende la temática troncal, la base sin la cual no crecen las ramas. Esto le da conocimiento sólido de la temática, aun sin ser experto.
  • Si el contenido es muy extenso, segméntalo en las partes más pequeñas posibles. ¿Cuán pequeñas? Como referencia, recuerda que la mínima parte será aquella a partir de la cual puedas empezar a aplicar. Lo que en mi metodología Lean Learning llamo el Aprendizaje Mínimo Viable.

Aprende ágil y aplica rápido

En cualquier caso, aprendas como aprendas y sea cual sea la temática, aplica el Lean Learning para aprender de forma ágil. Que no significa aprender superficialmente, sino adoptar un aprendizaje con el que apliques rápido lo que vas aprendiendo, para ir mejorando tu plan de forma continua.

En el Lean Learning, pasarás por 3 etapas, que se repiten de forma consecutiva:

  • Fase GET: para definir qué necesitas/quieres aprender y crearte tu propio plan o temario. A partir de ahí, deberás aprender deliberadamente.
  • Fase DO: aplicar cuanto antes. En un proyecto, un blog, una charla, comparte con amigos, pasa un test. Aplica, aplica, aplica.
  • Fase GO: aquí toca reflexionar sobre lo que te ha servido y lo que no. Lo que falta y lo que sobra. Y volver a la fase GET.

 

Es un proceso continuo. Cuanto mejor cojas el ritmo de pasar correlativa y continuamente por las tres fases, más ampliarás tu conocimiento. En cada vuelta, mejorarás lo que tienes que aprender y la manera en que lo aprendes y lo usas.

Es un proceso iterativo que, si buscas la excelencia, no termina nunca. Y es bonito que sea así: aplicando la mentalidad de crecimiento sabrás que el conocimiento está en el proceso, más que en resultado.

Ordena, aplica y disfruta 🙂

 

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *